•  
  •  
 

Ahedo, J., Caro, C. y Arteaga-Martínez, C. (Coords.) (2022). La familia: ¿es una escuela de amistad? (Paula Álvarez Urda)

DOI

-

Commentarios | Comments

Ahedo, J., Caro, C. y Arteaga-Martínez, C. (Coords.) (2022).
La familia: ¿es una escuela de amistad?
Dykinson. 190 pp.

Resumen

La amistad es uno de los pilares fundamentales en la vida de cualquier persona. Es inimaginable pensar cómo serían las relaciones humanas si no existiera un sentimiento de reciprocidad, de compartir lo personal con los otros, de intercambiar o sacrificar por el bien del amigo o de escuchar de forma activa para aprender mutuamente. La amistad ha sido y sigue siendo uno de los aspectos principales de las sociedades humanas y, por ello, es necesario replantearse en qué consiste realmente una relación sana; hasta qué punto se puede perdonar, empatizar o sacrificar; por qué la empatía o la escucha es crucial; cuál es la necesidad real que tiene el ser humano de establecer vínculos con los otros o cómo la forma de hacer nuevas amistades ha cambiado en una sociedad tan fugaz y digitalizada. Pero, sobre todo, es imprescindible reflexionar sobre el papel que juega la familia en la formación de las nuevas amistades que vamos haciendo a lo largo de nuestra vida y analizar qué acciones o actitudes que nos inculca pueden ser más adecuadas y cuáles no tanto a la hora de establecer nuevos vínculos. El libro La familia: ¿es una escuela de amistad?, coordinado por Josu Ahedo, Carmen Caro y Blanca Arteaga-Martínez, aborda de manera muy detallada y precisa todos estos aspectos desde distintas perspectivas. ,,

La obra está estructurada en cuatro bloques, con un total de catorce capítulos, cada uno escrito por autores de distintas universidades españolas. Además, la lectura comienza con un prólogo muy interesante sobre la importancia del tema del libro y cómo está organizado. El primer bloque aborda la emoción en la amistad y trata aspectos tan relevantes, como el perdón, el desarrollo de la persona, el crecimiento en valores y la confianza. El segundo bloque trata sobre la ayuda en la amistad y cubre temas tan especiales, como la empatía, la solidaridad y el hecho de aprender a crear amistades desde el ámbito cotidiano y familiar. El tercer bloque lo constituyen capítulos con aspectos muy interesantes que abordan la amistad de los valores, como el asombro, la generosidad, la trascendencia, el virtuosismo y la imperfección. Por último, el cuarto bloque, cuyo punto de interés son las redes con las que establecemos y sostenemos las amistades, se centra en educar a nivel familiar, cómo crear vínculos duraderos y el papel que desempeñan las redes sociales en las relaciones hoy en día. ,,

El primer capítulo gira en torno a la importancia del perdón en una amistad. Comienza con la afirmación de que en las amistades también puede haber hechos, situaciones o acciones que no sean correctas o del agrado del otro, es decir, que uno de los miembros de esa relación haga un daño a la misma. Sin embargo, merece la pena pensar con calma sobre lo sucedido y analizar las intenciones, los motivos y la actitud del causante del daño, y realmente cuestionarse si se puede llegar a una conversación sobre el tema, un entendimiento y un perdón para sanar tanto al dañado como al causante del daño. O bien que, si la situación dañina se repite de forma continuada o no hay un claro arrepentimiento, realmente no vale la pena seguir manteniendo esa relación. Por ello, la familia debe ser un agente que enseñe sobre el perdón como algo sano que puede hacer el ser humano en las relaciones con los demás, tanto el hecho de perdonar como el de ser perdonado, pero se ha de conocer sus límites y su verdadero valor. ,,

El segundo capítulo aborda la estrecha relación entre la amistad y el crecimiento personal, pues la primera es un sustento fundamental para que se produzca el segundo. Este texto analiza de forma específica y literal la expresión un amigo es un tesoro, pues, como bien argumenta, lo es. Esto es así porque el crear conexiones con otras personas, escucharlas, conocerlas o compartir experiencias con ellas, nos ayuda a saber más de los otros, pero también produce una introspección: nos induce a autoanalizarnos. Por tanto, una amistad real resulta imprescindible para tener una vida de calidad, en la que contemos con alguien que nos ayude en cualquier situación e, incluso, a crecer como personas. ,,

El tercer capítulo va muy en consonancia con el anterior, pues se centra en la amistad como fuente del crecimiento en valores. Constituye un vínculo que no debe centrarse exclusivamente en lo material, sino que va más allá y requiere un sentimiento de reciprocidad donde las personas que mantienen esa relación tengan la voluntad precisa de compartir experiencias que las enriquezcan personalmente y ayuden a crecer en valores a ambos miembros que forman la relación. Por ello, familia y amistad están estrechamente ligadas a la hora de transmitirnos valores y ayudarnos a crecer como personas. ,,

El cuarto capítulo cuestiona la confianza y el papel que desempeña en la amistad. En primer lugar, resulta muy interesante la comparativa que hace el autor con el dilema del prisionero, que invita al lector a reflexionar. También aborda un término interesante: la desconfianza metódica, que puede servir como protector de engaños y surge en relaciones en las que hay cierta incoherencia existencial. Además, hace hincapié en la amistad de superioridad que existe en los padres respecto a los hijos como algo normalizado y aborda la confianza en este tipo de relación, así como el lugar de la esperanza en la amistad, que supone una fuente de optimismo por las relaciones humanas. ,,

Comenzando el segundo bloque, el quinto capítulo se construye sobre la empatía y la importancia de ponernos en el lugar de nuestros amigos, pues son una parte más de nosotros. Esta capacidad resulta fundamental para establecer relaciones de amistad verdaderas y, por ello, también merece la pena aprender a escuchar a los otros para desarrollar aún más la empatía por aquellos que nos rodean. La familia debe ser, por tanto, un agente que promueva la importancia de escuchar y de ponernos en la piel de nuestros amigos para establecer vínculos sanos y, así, desarrollar la empatía. ,,

El sexto capítulo comienza con una reflexión muy enriquecedora sobre nuestra identidad, en la que juegan un papel especial nuestros nombres y apellidos. Sin embargo, se cuestiona cuáles son realmente los vínculos o aspectos que nos hacen auténticos, entre ellos, las personas a las que queremos. También se centra en el análisis de la convivencia, tanto en el hogar, como con nosotros mismos y se cuestiona si solamente hay un único responsable a la hora de establecer o mantener vínculos que sostengan esa convivencia. ,,

A continuación, el séptimo capítulo posiblemente sea el más práctico del libro, ya que expone casos prácticos cotidianos en los que la familia enseña a desarrollarnos como personas sociables y amigables dentro de una comunidad. Así, aporta ejemplos y consejos útiles en los que resulta muy visible cómo lo cotidiano nos forma para establecer relaciones con los demás. ,,

Comenzando con el tercer bloque, el octavo capítulo se centra en cómo la emoción del asombro nos hace abrir la mente, ver la belleza en los demás y en lo cotidiano y, de esta forma, conectar con otras personas. Para ello, expone tres historias en las que este hecho se pone de manifiesto, donde un perro, la literatura y un grupo de mujeres religiosas son protagonistas. De esta forma, muestra que el asombro es fundamental para acercarnos y querer conocer a otros y, como argumenta en unas notas conclusivas, es imprescindible el asombro para contemplar la belleza, abrir la mente a la realidad, viajar con plena consciencia o iniciar nuevas relaciones de amistad. ,,

El noveno capítulo cuestiona la relación entre generosidad y preadolescencia, que no parece ser tan incompatible como parece, según demuestra explicando las bases evolutivas del desarrollo. Se centra en analizar qué es realmente la generosidad, cómo esta es un pilar fundamental en nuestras relaciones con los demás y proporciona una serie de ideas muy prácticas e interesantes para conseguir que la generosidad sea trending topic entre los preadolescentes. ,,

El décimo capítulo trata un tema de gran profundidad espiritual, pues relaciona la amistad y la trascendencia. Para ello, aborda términos como la muerte y la plenitud, cuya pedagogía se sostiene sobre la salvación, la amistad y la virtud. Otro aspecto revelador, que puede incluso emocionar al lector, es la reflexión sobre la muerte de un amigo y cómo la familia debe ser un agente que eduque también en este aspecto: la trascendencia de la amistad. ,,

La amistad como una virtud que permite la reciprocidad entre personas es el tema del siguiente capítulo. Advierte de que se debe ser virtuoso y tener una relación sana para que ese sentimiento recíproco funcione. De esta forma, trata la amistad vista desde una perspectiva actualizada y aporta una serie de reflexiones y estrategias para guiar a las familias en una educación virtuosa de la amistad. ,,

El duodécimo capítulo concluye este bloque con la presentación de un caso práctico de familia con unos problemas y una situación concreta, acompañado de una gran cantidad de ilustrativas anécdotas. Esta será protagonista a lo largo del texto, pues es el ejemplo perfecto para entender la relación entre amor y amistad o la amistad en pareja, junto con sus consecuencias, en las que se incluye el punto de vista de los hijos y cómo ellos mismos conciben la amistad gracias a las enseñanzas de sus padres. ,,

El cuarto bloque cierra el libro con dos capítulos. Por un lado, la autora se centra en proporcionar una serie de explicaciones de especial interés a familias para criar a sus hijos de tal forma que puedan mantener relaciones duraderas. Para ello, expone la importancia del rol de la familia, las distintas etapas de la amistad, cómo tener muchas amistades de calidad y qué aspectos dentro del ámbito familiar pueden ser útiles para tener y mantener dichas amistades. Por otro lado, el capítulo final analiza las redes sociales y cómo su uso irresponsable supone un reto para las familias a la hora de que sus hijos socialicen de forma adecuada. Manifiesta claramente que un like en una publicación puede llegar a esconder muchos más aspectos (y no siempre positivos) más allá de un «me gusta». Por ello, las familias deben actualizarse y atreverse a navegar con sus hijos en la nueva era digitalizada y hacerles ver qué es realmente una amistad, un gesto de cariño o un auténtico «me gusta». Para ello, incluye una guía como manual de supervivencia para familias que tengan dicho propósito. ,,

Sin lugar a dudas, se trata de un libro que abarca una gran cantidad de temas y perspectivas vinculados a la amistad y a la familia como agente formador. Además, la riqueza de consejos, anécdotas, historias, citas filosóficas y casos prácticos permiten que el lector profundice en cada uno de los capítulos sobre las relaciones humanas. Por el tema que trata, es incuestionable que estamos ante un libro especialmente útil para familias con hijos de cualquier edad, pero también para educadores, docentes o educadores sociales, pues ofrece una visión actualizada y enriquecedora de cómo educar en la amistad. ,

Paula Álvarez Urda ■ ,,

This document is currently not available here.

Share

COinS

Palabras clave | Keywords