•  
  •  
 

Teoría de la educación, metodología y focalizaciones. La mirada pedagógica

DOI

-

Commentarios | Comments

Touriñán López, J. M. y Sáez Alonso, R. (2012).
Teoría de la educación, metodología y focalizaciones. La mirada pedagógica.
(A Coruña, Netbiblo). 448 pp.

Resumen

Este libro no es un texto montado “oportunamente” con inconexas aportaciones de los autores. Es un trabajo de estructura rigurosa que desarrolla su tesis en nueve capítulos. Los cuatro primeros capítulos, firmados por el profesor Sáez, establecen principios de metodología de investigación desde la epistemología general. Los cinco siguientes, firmados por el profesor Touriñán, se centran en reconsiderar la epistemología pedagógica desde el conocimiento de la educación para establecer principios de investigación pedagógica.

Mantiene una estructura homogénea en su desarrollo. Cada capítulo es introducción y fundamento del siguiente, en orden a la construcción de la mirada pedagógica. Desde la introducción a la conclusión se construye un pensamiento que permite abordar problemas de Teoría de la Educación desde una perspectiva propia del conocimiento de la educación: la que corresponde a la mirada pedagógica que permite sistematizar modelos de intervención, respetando la complejidad de la educación.

Versa sobre la metodología, es decir, sobre la forma de proceder en la racionalidad disciplinar y, especialmente, sobre la manera de construir la ciencia pedagógica y desarrollarla, fundamentando los principios de metodología (apertura, prescriptividad, pluralismo metodológico, correspondencia objetual) y los principios de investigación (objetividad del conocimiento, complejidad objetual de “educación”, autonomía funcional disciplinar, complementariedad metodológica y significación del conocimiento de la educación).

En el libro se desarrolla una propuesta personal dentro del conocimiento de la educación: la Teoría de la Educación, además de un nivel de análisis epistemológico, es disciplina académica sustantiva. La Teoría de la Educación como disciplina académica sustantiva es, en sentido estrictamente lógico, Pedagogía general, es decir, es disciplinarmente una parcela sustantiva de la Pedagogía que tiene epistemológicamente la forma de conocimiento de la Pedagogía y que se identifica, ontológicamente, con un aspecto, parcela o sector del ámbito de realidad “educación” a conocer, el de la intervención pedagógica general: Se hace hincapié en la necesidad de potenciar cuatro áreas de investigación con el objeto, no sólo de consolidar el campo de la Teoría de la Educación como disciplina académica sustantiva, sino también de acentuar la potencia formativa de la disciplina sustantiva de Teoría de la Educación en el currículum de los profesionales de la Educación. Estas cuatro áreas son: El conocimiento de la educación, es decir, la educación como objeto de conocimiento y la construcción del conocimiento pedagógico que permite generar la mentalidad pedagógica, aplicar principios metodológicos y difundir principios de investigación pedagógica, ajustados al significado del objeto de conocimiento “educación”.
El estudio de la función pedagógica como función de los profesionales de la educación, caracterizada como función especializada y específica, distinta de otras funciones tales como la función médica, la función psicológica, sociológica, antropológica, etc.

Los procesos de intervención pedagógica y la relación educativa, es decir, el desarrollo de pautas de explicación, comprensión y transformación de la intervención, que permiten construir principios de educación y principios de intervención pedagógica, atendiendo, en un caso, al carácter y al sentido de la educación, y en otro, a los elementos estructurales de la intervención.

El estudio de las dimensiones generales de intervención pedagógica y la construcción de ámbitos de educación, focalizados desde la mirada pedagógica.

El libro, escrito con abundantes referencias bibliográficas, vertebra metodología, disciplina académica, estudio, investigación, racionalidad administrativa y mirada pedagógica, para generar una pedagogía de corte epistémico que va más allá de las epistemologías aplicadas. Es una obra en la que se percibe pensamiento analítico y productivo y debe ser valorada como aportación de indudable utilidad para la construcción de la Pedagogía.
Atendiendo a las consideraciones finales de cada uno de los capítulos del libro, se determinan seis focalizaciones que pueden ayudar a configurar la mirada pedagógica: La primera focalización deriva de la afirmación de que la Pedagogía es conocimiento de la educación y este sólo es válido, en última instancia, si sirve para educar.
La Pedagogía genera conocimiento de la educación y establece principios de educación y de intervención pedagógica para el control de la acción que, tomando como base el carácter y sentido de la educación, diferencia entre conocer, enseñar y educar.

La segunda focalización deriva de la afirmación de que es posible parcelar el conocimiento de la educación en disciplinas y es posible parcelar la educación en ámbitos. El crecimiento del conocimiento de la educación puede generar nuevas disciplinas y nuevos ámbitos. En la carrera de Pedagogía aprendemos a descubrir, inventar e innovar en educación como actividad, como ámbito de realidad y como ámbito de conocimiento, perfeccionando nuestro saber del ámbito. Y para esto, no basta con estudiar, también hay que investigar.

La tercera focalización deriva de la afirmación de que Pedagogía constituye ámbitos de educación que son cognoscibles, enseñables, investigables y realizables, porque el conocimiento de la educación marca el sentido de la mirada pedagógica. No es lo mismo pensar la educación como un objeto de estudio genuino con conceptos que tienen significación intrínseca al ámbito “educación”, que entender la educación como un objeto de estudio que se resuelve en conceptos de las disciplinas generadoras o concebirla como una actividad práctica.

La cuarta focalización deriva de la afirmación de que la pedagogía sirve para obtener el conocimiento de la educación y ello supone transformar información en conocimiento y conocimiento en educación, desde un modelo de investigación ajustado a la complejidad del objeto de conocimiento “educación”. Se genera conocimiento teórico, tecnológico y práctico que permite describir, explicar, interpretar y transformar cualquier estado de cosas, acontecimientos y acciones educativas, acudiendo al tipo de racionalidad que es pertinente en cada caso y obteniendo conocimiento para la práctica educativa, según el marco de cada corriente.

La quinta focalización deriva de la afirmación de que investigación pedagógica es disciplinar, aunque la política de IDTi no lo sea. Empresa, gobierno y universidad no tienen los mismos objetivos; hay un salto cualitativo estructural entre ellos, por muy emprendedora que sea la universidad. La racionalidad administrativa y la racionalidad epistemológica deben caminar hacia una convergencia que haga compatible ámbito disciplinar, fomento de investigación y formación universitaria.

La racionalidad administrativa puede condicionar negativamente la racionalidad epistemológica: se pueden orientar los recursos de investigación en un sentido o en otro y los modelos de organización de la política científica y educativa son condicionantes del desarrollo disciplinar.

La sexta focalización deriva de la afirmación de que la educación es un objeto complejo. El conocimiento de la educación tiene que reflejar la complejidad del objeto “educación”. Es un conocimiento especializado que mantiene condiciones de apertura, prescriptividad, pluralismo metodológico, correspondencia objetual propias de la metodología de investigación y se ajusta a los principios de objetividad, complejidad objetual, autonomía funcional, complementariedad metodológica y significación defendidos para la investigación pedagógica, corriendo el riesgo de no abordar la sustantividad propia de la acción educativa en la Pedagogía.

En síntesis, nos encontramos ante una obra fundamentante y necesaria en la Pedagogía que brinda una novedosa “mirada” desde la educación como objeto de conocimiento que nos va a permitir, parafraseando a Herbart, formar un “círculo visual” propio que capacita para actuar, respecto de la educación, teniendo la crítica del método y de las acciones.

This document is currently not available here.

Share

COinS

Palabras clave | Keywords