•  
  •  
 

El arte de leer creativamente

DOI

-

Commentarios | Comments

López Quintás, A. (2014).
El arte de leer creativamente.

(Barcelona, Stella Maris) 351 pp.
—————————————————

Resumen

El Dr. López Quintás está comprometido en la gran tarea de movilizar métodos que destaquen el poder formativo de las distintas áreas de conocimiento. En su libro Educación escolar y formación humana (Puerto de Palos, Buenos Aires, 2005) muestra de modo convincente que todas las asignaturas cursadas en la enseñanza media y en la superior pueden ejercer un decisivo papel formativo si destacan la importancia de la categoría de relación, cada día más valorada en todos los órdenes.

En este nuevo libro añade el concepto de mirada profunda a lo ya expuesto en ese anterior. La mirada profunda nos permite ver a lo lejos, a lo ancho y a lo profundo; captar al mismo tiempo niveles de realidad distintos y complementarios; percibir al vuelo el sentido de realidades y acontecimientos, más allá del mero significado…

Estas cualidades son indispensables para dar a la lectura de las obras literarias de calidad un carácter de interpretación, afín a la interpretación musical, que no repite las obras; las re-crea, en cuanto les da vida, calor humano, ritmo y tempo

Una obra literaria de calidad es el fruto del encuentro del autor con una vertiente de la realidad con la que entró en juego. Leerla ha de consistir en entrar en juego con ella.

Entrar en juego significa, exactamente, reproducir personalmente las experiencias básicas de la obra. En las obras de calidad suele haber una o varias experiencias de las que pende su marcha y su sentido. Recordemos que el sentido de La náusea, de Jean-Paul Sartre, viene decidido por tres experiencias: la de la mirada fusionante de la raíz, la de la sonrisa del jardín y la de la canción.

Rehacer experiencias implica leer creativamente, resaltar las ideas profundas que el autor quiso destacar. En Hernani, de Víctor Hugo, Don Carlos se encuentra ante el sepulcro del gran emperador Carlos, y exclama: «Carlomagno está aquí. Haber sido tan grande como el mundo y que todo quepa aquí. Id a conquistar un imperio y ved el polvo que hace un emperador». La frase es muy expresiva, casi diríamos sobrecoge dora. Pero ¿de dónde le viene tal expresividad? Si ejercitamos una mirada profunda, advertimos que es expresiva porque nos está lanzando del nivel 1 al 2 y del 2 al 1. Al decir Carlomagno, se alude al gran emperador que abarcó el mundo y sigue teniendo vigencia en la idea de una Europa unida (nivel 2). Al afirmar que está en la oquedad del sepulcro (nivel 1), nos sobrecoge por la desproporción entre la magnitud del personaje y la angostura de la tumba. El autor ha hecho un trueque artero y ha conseguido impresionarnos.

Lo descubrimos al pensar que Carlomagno no yace en ese sepulcro, por la razón decisiva de que, en cuanto emperador, no ha muerto; subsiste en sus grandes proyectos y en las estructuras que creó. Lo que reposa en la tumba son sus restos. Pero el autor sigue con su táctica de confundir los dos niveles, y nos dice con ironía: id a conquistar un imperio (nivel 2) y ved el polvo que hace un emperador (nivel 1). Otra vez el juego de los niveles.

Se nos cuenta que un noble inglés ansía ser rey: mata al rey y a sus herederos, reina durante un tiempo y, al final, el pueblo cerca el castillo y lo deja cubierto de cadáveres.

Visto este tétrico argumento con una mirada profunda, advertimos que su intención es dar cuerpo sensible a las seis fases del proceso de vértigo. Si un joven ya las conoce, sentirá emoción al verlas tan vivamente representadas en La tragedia de Macbeth, del gran Shakespeare. Esta es la manera creativa de leer la literatura y convertirla en una impresionante lección de ética.

Confiesa López Quintás que, cuando era joven, no le dejaban leer La celestina, una joya de la literatura universal, porque, al principio, reina en ella un clima de erotismo y, al final, acontecen muertes violentas.

Él insta a sus alumnos a que la lean, pero con altura, buscando el tema profundo (niveles 2 y 3), el mensaje humanístico, no el mero argumento (nivel 1). Si un joven toma nota de cuanto sucede en la obra, y hacia el final oye la imprecación que dirige Pleberio —padre de la infortunada Melibea— al amor mal entendido y al vértigo de la pasión, se verá iluminado interiormente al observar que el erotismo es lo que queda del amor cuando se le quita la creatividad y su condición de encuentro, con lo que implica de generosidad, confianza, fidelidad, comunicación cordial… Difícilmente olvidará ese fuerte aldabonazo que dio la literatura española a la conciencia europea.

Estamos ante un libro luminoso que abre una vía fecunda al análisis literario y a la enseñanza de la ética..

This document is currently not available here.

Share

COinS

Palabras clave | Keywords