•  
  •  
 

Menores e internet

DOI

-

Commentarios | Comments

Pérez, S.; Burguera, L. y Larrañaga, K. P. (Dirs.) (2013).
Menores e Internet.

(Pamplona, Thompson Reuters Aranzadi) 446 pp.
————————————————————————

Resumen

No deja de ser un hecho constatado en nuestros días que las denominadas TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) son fundamentales para aquello que nos ocupa en prácticamente todos los ámbitos de nuestra vida. Trabajamos con ellas, nos informamos del mundo que nos rodea a través de ellas, las utilizamos para interaccionar tanto privada como públicamente con otros —ya sean conocidos o no— e incluso en aquellos momentos de aburrimiento en los cuales ni queremos comunicación, ni nos apetece dar o recibir ningún tipo de información, acabamos por servirnos de ellas para matar el tiempo entreteniéndonos. Sin embargo, conscientes de que gracias a ellas y a su rápido avance el orden del mundo se ha visto profundamente modificado, no podemos aceptar su presencia sin más en aquello que nos ocupa pues, si bien es verdad que han traído consigo numerosas ventajas para la vida humana en su sentido más amplio, como toda novedad, no dejan de conllevar ciertos riesgos que, inevitablemente, nos preocupan.

Hoy en día las TIC no pueden ser entendidas en ningún caso más allá de Internet, pues incluso las tradicionales radio y televisión beben actualmente de esta herramienta revolucionaria. Desde principios de la década de los 2000, tanto discursos apologéticos como apocalípticos en torno a Internet no han dejado de sucederse mientras su uso no para de crecer, siendo cada vez más necesarios discursos que, más allá de esto, traten abordar la posibilidad de un contexto tecnológico seguro, en el cual Internet pueda disfrutarse de una manera responsable, contando con todas las posibilidades que aporta su buen uso y, a su vez, con todas las protecciones que sean necesarias contra su mal uso, sobre todo en lo que atañe a aquellos colectivos más vulnerables como pueden ser los menores, quienes empiezan a navegar por la red mucho antes de alcanzar el grado madurez que en ocasiones requiere este nuevo contexto.

Mostrar la posibilidad de una red segura y habitable para el menor es precisamente el objetivo del libro que aquí presentamos, que, a lo largo de 17 capítulos, trata de dar cuenta de un mundo en red imparable cuyas posibilidades formativas son inmensas y cuyos riesgos son perfectamente abarcables si sabemos enfrentarnos a ellos con responsabilidad. Coherente mente estructurado, el libro podría dividirse en tres partes en función de la perspectiva desde la que se atiende al asunto: — Perspectiva psico-sociológica: abarca los primeros cinco capítulos, cuyos autores son expertos en Sociología, Psicología, Filosofía y Comunicación. El primer capítulo constituye una crítica hacia aquellos discursos excesivamente jurídicos que, pretendiendo proteger a los menores de los riesgos que entraña Internet, acaban defendiendo una postura paternalista que impide que los menores se desarrollen libremente como sujetos activos de la red. El segundo, partiendo del desarrollo histórico de Internet y de la aclaración de ciertos conceptos básicos para entender la red, acaba por fundamentar los beneficios que ésta tiene para el desarrollo, tanto social como personal, del menor.

El tercero aborda tanto las ventajas como los inconvenientes que Internet puede tener en el desarrollo mental del niño y del adolescente, proponiendo estrategias que permitan la instauración de un Internet psicológicamente sano para éstos. Por último, los capítulos cuarto y quinto, abordan el papel que puede jugar Internet como integrador social de los menores, sobre todo de aquellos que se encuentran en riesgo de exclusión.

Perspectiva jurídica: Ocupa del capítulo número seis al número quince, siendo los autores que los desarrollan, en su mayoría, reconocidos expertos en diversos ámbitos del Derecho.

El capítulo seis aborda los derechos a la personalidad del menor, primero dentro de la legalidad internacional y después en su aplicación en España.

Los capítulos siete y ocho tratan en torno a la libertad de conciencia y de expresión del menor en Internet, atendiendo tanto a sus posibilidades como a sus límites desde un punto de vista legal. El capítulo nueve analiza el derecho a la educación del menor en Internet, siendo sus autores, Juan García Gutiérrez y Ana Morato Sánchez, expertos del ámbito de la Pedagogía y no del Derecho, de modo que, aun abordando la educación en tanto que derecho, no dejan de aportar una mirada pedagógica que a este respecto se torna fundamental. Los capítulos diez y once, abordan la tutela de los derechos al honor y a la imagen del menor en la red. El doce y el trece se centran en su derecho, a pesar de ser menores, a la autodeterminación informativa con ciertas limitaciones. El número catorce analiza las penas a aquellos que infrinjan las leyes que regulan la red, tanto si son adultos como si son menores, pero haciendo énfasis especial en aquellos adultos que de una manera u otra atentan contra los derechos fundamentales del menor en la red. Por último, el capítulo quince, redactado por una Inspectora de la Policía Nacional, nos informa sobre el modo de actuar de la policía en la búsqueda y detención de infractores de la ley en la red, así como aporta algunas recomendaciones prácticas para la protección del menor.

Perspectiva empresarial: Los dos últimos capítulos merecen especial atención puesto que son aportaciones de dos de las redes sociales que más éxito tienen entre los menores, a principal objetivo, como el de cualquier empresa, es vender su producto, muestran en este apartado su especial atención al menor en tanto que usuario, indicando tanto las posibilidades formativas que ofrecen, como las herramientas de protección que facilitan, intentando hacer de la red un lugar seguro para el menor.

Tal y como hemos podido observar, este libro abarca prácticamente todos los aspectos que puedan preocuparnos del binomio menores-Internet, pero no sólo eso, sino que a su vez aporta una mirada interesante sobre las posibilidades y límites que tiene la red en general. Es por ello que, si bien es de lectura obligada para padres, profesionales de la educación y demás agentes que traten con menores, es bastante recomendable para cualquier usuario de Internet lo que, en sociedades desarrolladas como la nuestra, viene siendo sinónimo de cualquier persona, pues todos habitamos la red y todos queremos caminar seguros por ella. Este libro, sin duda, es una gran ayuda para el logro de este objetivo.

This document is currently not available here.

Share

COinS

Palabras clave | Keywords