•  
  •  
 

Martínez-Otero Pérez, V. (2021). La educación personalizada del estudiante. (Martha Leticia Gaeta González).

DOI

-

Commentarios | Comments

Martínez-Otero Pérez, V. (2021).

Resumen

Toda educación tiene como doble fun­ción el desarrollo humano y el dar res­puesta a las necesidades sociales. Esta compleja tarea implica una educación en continua búsqueda de la dignidad de la persona, en la que se contemple un conocimiento profundo del alumnado y una aceptación de las diferencias indivi­duales, más allá de la preocupación por el rendimiento académico. Acorde con este loable objetivo, el libro La educación personalizada del estudiante, de Valentín Martínez-Otero Pérez, realiza un análisis profundo sobre cuestiones relativas a la educación personalizada de los educan­dos, centrando su atención en la adoles­cencia, como un periodo crucial del desa­rrollo humano con necesidades educativas concretas. Desde una perspectiva integra­dora, en esta publicación el autor realiza importantes planteamientos científicos y humanísticos a partir de distintas con­cepciones educativas, de la revisión docu­mental, de la experiencia educativa y de la investigación a nivel internacional. ,

Se trata de una obra que tiene como úl­timos destinatarios a los sujetos clave de la mejora de la educación: a los responsables educativos, al profesorado, a las familias y, particularmente, a los propios estudian­tes. Como tal, la obra se presenta en un formato actual que, tras años de estudio e investigación del autor sobre estas temá­ticas, considera también el impacto de la pandemia por el coronavirus SARS-CoV-2 en el ámbito educativo, así como los desa­fíos educativos que esta insólita e inespe­rada crisis sanitaria ha impuesto a nivel mundial. En este escenario, hay personas que se esfuerzan por estudiar y otras que están tratando de enseñar. Sin embargo, la brecha digital, social y económica tam­bién se ha hecho más evidente. Aunado a las afectaciones psicológicas que el propio confinamiento ha acarreado y que se su­man a las ya existentes. Es por ello que la lectura de esta obra resulta sumamente valiosa para que, a partir de los datos, re­flexiones y recomendaciones presentados por el profesor Martínez-Otero, la comuni­dad académica interesada en la mejora de la educación pueda minimizar en lo posible sus consecuencias. ,

Esta apuesta de mejora educativa im­plica un cambio profundo y radical, por­que, además de responder a las demandas sociales actuales, se busca adaptar el pro­ceso de enseñanza-aprendizaje a los inte­reses y a las necesidades de los aprendices para el desenvolvimiento armónico de su personalidad. Es por ello que, con una visión holística del proceso educativo, la obra se articula en torno a un triple eje que permite comprender cuestiones relativas a la educación personalizada de los adoles­centes. De tal forma, mediante un capítulo introductorio, se establecen los fundamen­tos filosóficos de la persona y sus implica­ciones en la educación. Posteriormente, el autor centra su atención en la psicología de la adolescencia y, complementariamen­te, en la pedagogía de la afectividad y en las implicaciones educativas de la conexión entre la inteligencia y la afectividad. Final­mente, se plantea la formación del profe­sorado como un elemento sustancial para la educación personalizada del alumnado adolescente. Si bien esta última es una tarea que resulta ambiciosa y exhaustiva, desde una mirada humanista, el profesor Valentín Martínez-Otero logra articular, en los siete capítulos que integran la obra, diversas claves para hacer frente a los de­safíos educativos actuales que demandan un cambio de cultura en la educación, el de la personalización de la educación. ,

Como planteamiento central de la obra, la mirada a la persona desde una óptica humanista integradora de su esencia y su existencia ocupan el primer capítulo del li­bro. A partir de fundamentos pedagógicos humanistas de autores como Víctor García Hoz, el autor de esta obra hace hincapié en el carácter humanizador/personaliza­dor de la educación, planteando además el compromiso de la pedagogía con la mejora personal, con la felicidad, con el amor, con la libertad y con la convivencia. Estos as­pectos en conjunto tienen un carácter in­troductorio y fundamental para compren­der el resto de capítulos. ,

En el capítulo dos el profesor Martí­nez-Otero centra su atención en la adoles­cencia, considerada como una etapa espe­cial caracterizada por profundos cambios y, por tanto, con necesidades educativas con­cretas, por lo cual se pone énfasis en sus vertientes biológica, psicológica y social, con el propósito de aportar algunas orien­taciones al profesorado, a los profesionales de la educación y a los propios estudiantes para el óptimo transcurrir escolar y vital de los adolescentes. ,

De manera complementaria, el capítulo tres proporciona una serie de reflexiones conceptuales sobre la afectividad, esencial para el desarrollo de los jóvenes, y en este campo realiza un recorrido por las principa­les experiencias afectivas: las emociones, los sentimientos, las pasiones y las motivacio­nes, cuya sistematización en el ámbito esco­lar tiene importantes implicaciones para el óptimo aprendizaje, la sana convivencia y el bienestar personal del alumnado. ,

El capítulo cuatro va en consonancia con el anterior, puesto que se centra con mayor profundidad en cuestiones relacio­nadas con la autoestima y el autoconcepto, a partir del reconocimiento de la relevan­cia que tiene el abordar estos conceptos educativamente, mediante una educación emocional. Con este propósito, se subraya el papel docente como un elemento sustan­cial en su adecuado desarrollo, cuyo des­pliegue incide positivamente en las relacio­nes sociales y en el rendimiento académico de los educandos. ,

A continuación, en el quinto capítulo se realiza un análisis exhaustivo sobre la conexión entre la inteligencia y la afecti­vidad. En concordancia con el propósito central del libro, lo primero, como señala el profesor Martínez-Otero, es tener pre­sente el complejo vínculo de los procesos cognoscitivos y emocionales, así como la necesidad de continuar con el esclareci­miento de dichos vínculos. De tal modo, el autor plantea el concepto de «inteligencia afectiva», a partir de la línea de investiga­ción que él mismo ha venido desarrollando desde hace décadas, para a partir de es­tos planteamientos, ofrecer algunas pau­tas dirigidas a los educadores impulsoras de saludable despliegue profesional, cuyo adecuado cauce busca contribuir a la per­sonalización educativa del alumnado. ,

Para complementar estos aspectos, en el capítulo seis se recogen las problemáticas actuales del uso inadecuado y abusivo de internet por parte de los adolescentes —la ciberadicción y el ciberacoso—, que hacen un llamado a las comunidades educativas, incluyendo a los padres de familia, para to­mar medidas preventivas. A este respecto ofrece pautas para el adecuado uso de inter­net desde una perspectiva de diálogo y de compromiso con la educación integral. ,

Finalmente, en el capítulo siete se de­fiende la formación docente más allá de los aspectos técnicos, en la cual se contemplen las dimensiones cognitiva y axiológica. En tal sentido plantea algunas notas sobre cin­co modelos desde los que puede organizarse la formación del profesorado. En efecto, la educación personalizada requiere que los docentes estén preparados para facilitar los procesos a partir de los cuales los alumnos, tanto dentro como fuera de la escuela, pue­dan hacer frente a los retos y demandas de una sociedad interconectada y globalizada como la que les ha tocado vivir. ,

En definitiva, este libro representa un sustancial recurso formativo e informativo que da cuenta de la relevancia de la per­sonalización como concepción pedagógica, especialmente en la adolescencia, para que más allá de técnicas instruccionales, se contemplen las necesidades individuales del alumnado, desde una mirada de la di­versidad y que dé respuesta a las deman­das de la sociedad contemporánea. Se trata de una obra inspiradora que logra trans­mitir con fuerza su mensaje esperanzador de mejora de la educación a través de la personalización de la educación. Si fuese posible sintetizarlo en una sola frase, quizá la aportada por el profesor Martínez-Otero en el capítulo uno sería la idónea: ,

Martha Leticia Gaeta González

This document is currently not available here.

Share

COinS

Palabras clave | Keywords