•  
  •  
 

La familia como raíz de la sociedad

Authors

Nuria Garro-Gil

DOI

10.22550/2174-0909.2948

Commentarios | Comments

Donati, P. (2013)
La familia como raíz de la sociedad
(Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos) 303 pp.
——————————————————–

Resumen

El autor de la obra que nos ocupa es el sociólogo italiano Pierpaolo Donati, Profesor Ordinario de la Facoltà di Scienze Politiche dell’Università di Bologna, Italia, autor de la teoría sociológica relacional.

Quizás La familia como raíz de la sociedad pueda llegar a considerarse una obra síntesis o compilación de lo dicho hasta ahora en obras anteriores, aunque probablemente abordando o profundizando en conceptos e ideas guía propias de la teoría relacional con una mayor profundidad o al menos claridad en su análisis y explicación.

La tesis de la que parte Donati y que vertebra toda la obra puede sintetizarse de la siguiente forma: ¿es la familia una institución obsoleta propia del pasado o una realidad que tiene una forma o estructura sui generis respecto a la que se mide el carácter más o menos humanizante de la sociedad? Antes de dar respuesta a este interrogante, Donati ya pone al lector sobre aviso dejando claro que para llevar a cabo esta tarea no basta con recurrir a consideraciones de orden filosófico, moral o religioso, como pudiera deducirse al comprobar que la obra está editada por la Biblioteca de Autores Cristianos. Lo verdaderamente importante es dar razones sociológicas de por qué la familia no solo no es una institución obsoleta típica de sociedades tradicionales, sino que además posee unas bases naturales no contingentes sobre las que pueden erigirse formas diversas de ser y hacer familia, pero que jamás anulan la naturaleza propia de la institución. En este sentido, Donati identifica cuatro elementos: el don, la reciprocidad, la generatividad y la sexualidad conyugal; que conforman lo que él denomina el «genoma» familiar que distingue a la familia «natural» o «identitaria» de aquellas formas familiares constituidas por «semejanza» o «analogía» respecto a ella y que por tanto permite identificar esa relación sui generis que sólo tiene lugar en la familia entendida como relación de reciprocidad entre sexos y generaciones.

La identificación de este «genoma» de la familia viene a poner de manifiesto que la tesis que actualmente se mantiene desde algunas corrientes o teorías sociológicas que preconizan la muerte definitiva de la familia tradicional pierde validez sociológica: si bien es cierto que el modelo de familia tradicional tal y como se ha entendido desde el medievo precisa de cambios y procesos de morfogénesis que la actualicen con el objetivo de seguir siendo fundamento de la sociedad tardo-moderna, no es menos verdad que mantiene una estructura ontológica original y originaria que explica por qué la familia ha sido y seguirá siendo origen de la sociedad.

Partiendo de la idea de que muchas de las patologías relacionales, malestares y problemas individuales y sociales que afectan a las personas tienen su origen en el hecho de no haber sabido «ser y hacer familia», Donati estructura el libro en seis capítulos a lo largo de los cuales analiza la familia como relación de plena reciprocidad entre sexos y generaciones; la institución del matrimonio como relación de amor conyugal basada en la donación recíproca y sus repercusiones en la creación y formación de la familia; la socialización de las generaciones jóvenes y en definitiva la generación de bienes relacionales y capital social y humano. Manteniendo siempre como referente la idea constante de que la familia debe ser reconocida como institución social de la que depende la realización de la humanidad de la persona y de toda la sociedad, en tanto que es en sí misma un bien relacional primario.

En el capítulo uno Donati analiza y describe la familia entendida como realidad relacional y «hecho social total» ?que afecta a todas las dimensiones de la persona? y la identifica con aquella realidad sui generis que emerge a partir de las relaciones de reciprocidad que se dan entre los sexos (intrageneracionales) y las generaciones (intergeneracionales).

En el capítulo dos reflexiona sobre el rol que la familia ocupa en la sociedad actual en tanto que sujeto educativo, cuyas funciones de socialización y mediación no pueden ni deben tener equivalentes funcionales, lo que la hace insustituible por cualquier otro agente social educativo que, al contrario, debe ser subsidiario de ella. Reflexiona sobre la amenaza de eliminación de la familia en la sociedad postmoderna y da razones de por qué la urgencia de identificar los procesos de morfogénesis por los que pasa la familia y la necesidad de reformular las intervenciones y políticas sociales que tengan por objetivo su empoderamiento.

En el capítulo tres Donati aborda la cuestión de la identidad sexual en relación a la diferenciación sexual, el tema de «género» ?gender?, las repercusiones que trae consigo la «indiferenciación de las diferencias» típica de las sociedades moderna y postmoderna caracterizadas por la neutralización de la ética. Y tantos otros conceptos de gran actualidad como son la paridad o igualdad de oportunidades, la conciliación, la identidad de género, etc.

En el capítulo cuatro se adentra en la realidad relacional de la pareja haciendo una útil y clarificadora distinción entre «pareja agregativa» y «pareja generativa», en cuyo paso interviene la capacidad de reflexividad y que ayuda a entender por qué no es lo mismo un tipo de unión que otra y las diferentes formas de hacer y ser familia a las que eso da lugar.

En el capítulo cinco analiza y explica cómo y por qué la familia es sujeto social que favorece las virtudes individuales y sociales y por tanto contribuye a la socialización de las generaciones y a la humanización de la sociedad a través de la creación de capital social y humano que favorecen la creación de tejido social.

Finalmente, en el capítulo seis propone un ejercicio práctico de sociología cultural contraponiendo los hechos empíricos en cuanto a pluralización y desestructuración de la familia con el pensamiento social católico, el cual representa, se quiera o no, la herencia simbólica y normativa más difundida sobre la que se ha apoyado hasta hoy la familia en occidente.

Y para cerrar, Donati incluye un último apartado a modo de conclusiones en el que plantea cuáles deben ser las perspectivas de futuro en cuanto a intervenciones y políticas sociales, las cuales, si quieren seguir manteniendo el vínculo familia-sociedad que las hace interdependientes, deben adoptar un enfoque relacional que empodere a la familia y la ayude a «ser y hacer cada vez más familia a través de la familia».

Finalmente, se agradece la forma y estilo en que Donati trata de manera directa y concisa cuestiones que, como digo, en otras obras probablemente requieran un mayor esfuerzo por parte del lector no experto que se encuentra con cantidades ingentes de citas, referencias a autores, obras y corrientes de la sociología clásica y contemporánea y de la filosofía, lo cual sin duda pone de manifiesto el profundo conocimiento que el autor posee de estas disciplinas y de las cuestiones sobre las que teoriza. Una obra de estructura clara y discurso fluido y bien cohesionado que facilita la lectura y el entendimiento por parte de un lector no experto ni conocedor de la teoría sociológica relacional y sus principales conceptos e ideas-guía.

Sin embargo, no es menos cierto que a lo largo de la obra se echa en falta una mayor afinidad en la traducción del italiano al español en alguno de los conceptos típicos de la sociología relacional e incluso en ocasiones se percibe un exceso de literalidad o rigidez a nivel sintáctico en la traducción de algunas frases o expresiones.

Posiblemente en algunos casos incluso habría sido más aconsejable mantener el concepto en el italiano original como se ha hecho, efectivamente, con otros en inglés, latín y otros idiomas de los que Donati se suele servir en sus obras para referirse a ciertas realidades, y que traducidos al español posiblemente habrían perdido parte de su sentido original.

Con todo ello, La familia como raíz de la sociedad propone un acercamiento a la institución familiar entendida y reconocida como sujeto social, con el fin de redescubrirla y entender por qué la familia es y sigue siendo fuente y origen de la sociedad también en épocas de grandes y complejos procesos de morfogénesis y transformación social.

This document is currently not available here.

Share

COinS

Palabras clave | Keywords