•  
  •  
 

Authors

Pedro Municio

DOI

10.22550/2174-0909.1523

Resumen

«Como sabe cualquier directivo, incluso en las más avanzadas programaciones realizadas con ordenador, apenas existe un proyecto de grandes dimensiones que llegue a cumplirse de acuerdo con lo previsto. Los materiales se entregan tarde o no responden a las exigencias previstas. Los recursos humanos especiales no están dispuestos cuando son necesarios. El equipo falla. Y sobre estos puntos, gran parte del sistema de dirección no tarda en venirse abajo. Acostumbrado el director a actuar fundamentalmente de supervisor, manejando muchos hilos al mismo tiempo, está en la cúspide del proyecto, demasiado alejado del problema para ver los puntos de peligro. Por debajo de él están los especialistas, insertos en sus propias partes del sistema e incapaces de ver más allá de su personal y estrecho punto de vista». Con esta breve explicación, Killian aboga por el establecimiento de departamentos de proyectos como único medio eficaz para solucionar favorablemente los fallos, que se producen en todos los sistemas actuales de departamentalización a todos los niveles y en cualquier tipo de empresa humana. En el momento en que un centro escolar se hace excesivamente complejo la necesidad de elementos integradores aparece evidente. Aquí está el punto de partida de los departamentos de proyectos.

Licencia Creative Commons | Creative Commons License

Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License

Esta obra está bajo una licencia internacional Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0.
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License

Share

COinS