•  
  •  
 

DOI

10.22550/2174-0909.1636

Resumen

El siglo XIX se caracteriza en Hispanoamérica por una lucha por la forma de Estado, y en aquellos proyectos y corrientes de pensamiento tendentes al establecimiento de regímenes democráticos liberales, la educación pública tuvo una enorme relevancia como medio fundamental para hacer posible la democracia y consolidar definitivamente la Independencia. Paralelamente a la lucha por la estructuración política, se fueron transformando las estructuras económicas mediante la apertura hacia los mercados europeos y la transformación de la producción que dicha relación exigía.

Junto a los proyectos democráticos, la apertura hacia Europa y el afán de progreso dieron lugar a una gran admiración por el emigrante europeo como portador de cultura y empuje para las nacientes repúblicas. Algunos extranjeros fueron llamados a América especialmente para ejercer cargos directivos en instituciones culturales y educativas. Dentro de estas personalidades destacaron también españoles. Si bien la primera reacción, tras la Independencia, fue antihispánica, considerando lo español como retrógrado corrientes liberales y progresistas como el krausismo tuvieron eco y acogida en Hispanoamérica.

Licencia Creative Commons | Creative Commons License

Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License

Esta obra está bajo una licencia internacional Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0.
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License

Share

COinS