•  
  •  
 

Ahedo, J., Caro, C. y Fuentes, J. L. (Coords.) (2021). Cultivar el carácter en la familia: una tarea ineludible. (Natália De Araújo Santos)

DOI

-

Commentarios | Comments

Ahedo, J., Caro, C. y Fuentes, J. L. (Coords.) (2021).

Resumen

Este libro está escrito por dieciocho profesores universitarios, tres de los cua­les han actuado además como coordina­dores, y ha sido prologado por Óscar Gon­zález, maestro y director de una escuela de padres. La obra es el resultado de un proyecto de Investigación de la Universi­dad Internacional de la Rioja (UNIR) con el título de La educación del carácter como base de la formación integral de los estu­diantes de secundaria y bachillerato. ,

Lo primero destacable y por lo que esta publicación tiene mucha importancia, es porque el tema de la educación del carácter, y el de las virtudes, muy emparentado con él, ha sido poco estudiado en nuestro país, posiblemente porque, en especial el de las virtudes, fue monopolizado por la enseñan­za de la religión. No ocurre así en los países anglosajones, en especial en EE. UU., don­de la educación del carácter ha estado pre­sente en los planes educativos, aunque con altibajos, como han señalado Concepción Naval, una de las primeras docentes espa­ñolas en estudiarlo, y Aurora Bernal, una de las coautoras del libro. Por ello, el que un grupo de docentes, y de profesores uni­versitarios, dedique sus trabajos de investi­gación a estudiar algo de tanta envergadu­ra como la formación del carácter, es digno de aplauso. ,

Al ser un libro escrito por numerosos autores, se han podido abordar temas diversos, aunque prácticamente todos relacionados con el aprendizaje de la for­mación del carácter en la familia. De ello dan fe los títulos de los diversos capítulos: 1. «Familias con carácter y vida feliz», de Aurora Bernal Martínez de Soria; 2. «La familia como comunidad virtuosa», a cargo de Tania Alonso-Sainz y Francisco Este­ban Bara; 3. «Los amigos, la familia que uno elige y le configura: claves para una educación», escrito por Ana Romero-Iri­bas; 4. «Sexualidad y formación humana. Análisis crítico de un tema controvertido», obra de David Reyero; 5. «Educar para la libertad», en coautoría entre Josu Ahedo y Blanca Arteaga-Martínez; 6. «Repensar el papel de la autoridad en la educación y redes sociales», elaborado por David Gon­zález Ginocchio y Elda Millan Ghisleri; 7. «Educación en el perdón», de María del Rosario González Martín; 8. «La gratitud: una virtud para ser educada en la familia», realizado por M.ª Carmen Caro Samada y Juan Luis Fuentes; 9. «Ecología de vida: cómo educar para una sobriedad feliz en la familia», escrito por Zaida Espinosa Zára­te; 10. «La adquisición de hábitos sosteni­bles en la familia», un trabajo de Arantxa Azqueta y Yaiza Sánchez-Pérez; 11. «El del vínculo afectivo en menores y familias en dificultad social», de Juan Luis Fuentes y Tania García-Bermejo; y 12. «Educar el carácter desde la inclusión: oportunidades educativas y retos de la diversidad funcio­nal en la familia», por Elena Álvarez-Álva­rez y Carmen María Martínez Conde. ,

Todos estos títulos de alguna manera conforman un útil mapa sobre el conteni­do del libro. Se trata de una publicación en la que se conjuga lo teórico, como es lógico en un trabajo de investigación, con las pro­puestas prácticas, lo que sin duda será de ayuda para padres, los principales destina­tarios del libro, y para los docentes. Así, ya desde el prólogo, se nos señala que el desa­rrollo del carácter comienza en la primera infancia, es decir, en la familia, cuando el niño aún no ha sido escolarizado. ,

Muchos autores han definido el carác­ter como un estricto modo de ser, lo que tendría una nota de determinismo, con­trario, por tanto, a cualquier intervención educativa. No lo hacen los autores del li­bro, que para evitar el exclusivo condicio­nante biológico del «hay personas que na­cen con buen carácter y otras con malo», insisten en que el carácter es educable y lo es desde el comienzo de la existencia. Se va haciendo a través del tiempo, hasta alcanzar la meta de tener una vida plena. De algún modo, siguen mayoritariamente a Aristóteles, al que varios citan, que ase­gura que la felicidad, el último y universal objetivo de los seres humanos, va a depen­der de lo que cada uno haga con su vida, con independencia del temperamento con el que cada cual haya nacido. ,

Es en la familia, el lugar de los afectos incondicionales, del acogimiento con inde­pendencia de lo que los hijos hagan, donde puede desarrollarse una comunidad virtuo­sa, como un hábito que se adquiere, como todos, con la repetición y con la acción. Esto confiere un amplio campo de posibilidades de actuar a los padres, en su difícil pero apasionante tarea de educar a sus hijos. ,

Desde una facultad fundamental —y un derecho— como es la libertad, el libro des­grana otros temas, menos estudiados en la educación, pero muy sugestivos y actuales, como coadyuvantes a la educación del ca­rácter, y que colaboran a alcanzar muchas de las metas de la educación, como la amis­tad, la sexualidad, la sobriedad, el cuidado del entorno, el agradecimiento, las dificul­tades sociales y la diversidad funcional. ,

El ser humano no nace libre, el niño es un ser absolutamente dependiente y se va poco a poco haciendo libre si el entor­no se lo permite. El niño necesita apren­der a ejercer su libertad que no debe ser percibida como ausencia de restricciones. Educar en la libertad es entenderla como Albert Camus, dicen los autores, como «la oportunidad de ser mejor» o con un punto de vista social, como Mandela, que dijo que «ser libre es vivir de una forma que respete y mejore la libertad de los demás». Educar en la libertad es educar en el compromiso y en la responsabilidad, hacia sí mismo y hacia los demás. Una tarea que no siempre resulta fácil para los padres, por miedo o por sobreprotección. ,

Sin embargo, la amistad, como «fami­lia elegida» ayuda a desarrollar la libertad, además de otros muchos valores, como la ge­nerosidad, la gratitud, el compartir, la con­fianza, la solidaridad, el crecimiento mutuo, ya que la formación del carácter se da en la convivencia y la relación con los otros. Los autores abordan estos temas en los distin­tos capítulos y analizan de manera específi­ca algunas cuestiones de gran actualidad y de constante preocupación para los padres, como los peligros de relacionarse únicamen­te en las redes, por la constante exhibición y la facilidad de manipulación escudándose en el anonimato. En este sentido, una manera de contribuir desde la familia al sano esta­blecimiento de las amistades de los hijos es conocer a sus amigos e interesarse por ellos, pudiendo ser la propia casa un centro de re­unión, aportándoles confianza. ,

Dentro de la libertad, se encuentra tam­bién la libertad sexual, que solo puede te­ner una persona madura, puesto que no es «hacer lo que yo quiera y con quien quiera». También en la familia, aunque predomi­nantemente en ella, se puede educar en la sexualidad, que vaya más allá, como se ha hecho casi siempre, de una aséptica infor­mación o de inculcar el miedo a unas con­secuencias no queridas. Hay que cuidar de una manera especial la educación sexual de los niños en una sociedad hipersexualizada y en la que los menores empiezan a acceder a la pornografía, como único modo de cono­cimiento, a la temprana edad de ocho años, lo que les puede dañar profundamente. ,

De la crisis de la autoridad, tanto en la familia como en la escuela, se viene hablan­do desde la mitad del siglo xx. Los autores explican lo que es y lo que no es autoridad y se centran, por ser una preocupación ge­neral de los padres, en el uso de las redes sociales. Estas, según los autores, facilitan la expansión de algunos problemas relati­vos a la autoridad y son un referente claro de modelo de conducta y de vida de los edu­candos. En este sentido, se plantea que si la autoridad y las normas parten del hogar, la regulación de las redes sociales no deberían ser delegadas apenas a los gobiernos sino ser también una tarea de la familia. ,

Otro de los puntos importantes que se discuten en el libro es el perdón saludable, no el perdón del olvido que acaba generan­do relaciones abusivas, sino el saber per­donar consciente del mal que se ha hecho y sus consecuencias. También se aborda el estudio de la gratitud como una virtud que contempla aspectos intelectuales y emocio­nales, y al mismo tiempo puede ser una gran oportunidad para su desarrollo en el ámbi­to familiar y escolar que supere las visiones conductistas y basadas en el intercambio. ,

En los capítulos 9 y 10, los autores abor­dan cuestiones sobre la «vida ecológica», la sobriedad y la adquisición de hábitos soste­nibles. Destacan la importancia de la cons­ciencia en el consumo, en referencia a la película El Hoyo, como ejemplo de la falta de sobriedad que existe en la sociedad, y que nos remite a pensar sobre el medio ambien­te y cómo educar a los hijos para motivar esta virtud e incentivar un consumo respon­sable y sostenible. Educar en el entorno es la clave para conocer el mundo que nos ro­dea y al mismo tiempo concientizar a los ni­ños y jóvenes de los problemas ambientales o simplemente los problemas que atañen a la propia comunidad en la que vive y pensar en soluciones creativas para mejorarlos. ,

Por último, se aborda la necesitad de la reconstrucción del vínculo afectivo en las familias vulnerables, la importancia de la cercanía emocional y psicológica, y las di­ficultades para conseguirlas en determina­dos contextos y educar el carácter desde la inclusión. Inclusión entendida como forma de participación donde el niño se sienta perteneciente a la familia y a la sociedad. ,

En definitiva, este libro es un guía de referencia para padres y educadores que les permitirá conocer un poco más acerca cómo cultivar el carácter de los niños y de los jóvenes en la sociedad que vivimos. Una sociedad cada vez más conectada e indivi­dualista, que olvida valores que son primor­diales para su desarrollo moral y cognitivo. Sin lugar a dudas, es un libro interesante y aborda temas de actualidad que nos invi­tan a reflexionar sobre la sociedad que nos rodea y hacía dónde queremos llegar. ,

Natália De Araújo Santos

This document is currently not available here.

Share

COinS

Palabras clave | Keywords